4.5.14

Irme lejos

Siempre amagando con irme al carajo...
Por cualquier excusa no puedo... Ahora tengo una excusa super importante. O dos. La primera es mi hijo, si me voy dejo a tios, abuelos, primos y amigos sin su Benja. Y la segunda es también importante: mi viejo y si salud, por ende mi hermano y el local.
Cada vez que viajo veo todo mas claro, mi mente resetea un blanco pálido. Vengo a Guaminí y me olvido de casi todo... El reloj no pasa las horas, el tiempo rinde mas. Estando más lejos puedo ver que quiero y que no. Me falta solo concretar ésta culpa y accionar. Y pienso; podré vivir en un pueblo? A qué me dedicaría? Viviría más tranquila? Me bancaría canjear el anonimato por el chusmerío de pueblo?
Sigo pensando...
Veo a Benja correr libremente, sin temor por que un auto lo atropelle... Me veo a mí con diez kilos más, pero Feliz...
Veo tantas cosas...
Mientras escribo, lloro... Algún día cumpliré éste sueño...

No se si me lo bancaría, pero sino lo intento...

1 comentario:

Mary Belle dijo...

Podrías arriesgarte. Sólo es la opinión de esta persona inexperta, pero yo te digo que crecí en un lugar pequeño, fui feliz, sin tanta cosa... los amiguitos y amiguitas para jugar por las tardes, los fresquitos que hacía mi mamá cuando regresaba del trabajo para repartir con las galletas a mis amigas... ¡Ah! tiempos aquellos. La vida era más sencilla, más tranquila... y pienso que a Benja no le caería mal.

cuidate mucho. :)

Siempre te leo. n.n